miércoles, julio 22, 2015

Dar a los demás

La forma de avanzar y crecer no es buscar como hacerlo...

No hay profesión, trabajo u oficio que pueda llenar el vacío que a veces sientes, la sensación de vacío se genera cuando no alimentamos esa condición del alma que sólo quiere dar y el ego la oculta haciéndonos creer que tenemos que obtener algo a cambio y sí, la reciprocidad es necesaria pero se da natural, si se exige o se espera crea una insatisfacción innecesaria, dice un dicho "no es más rico quien más tiene, sino quien más da", comienza por darte a ti mismo paciencia con tu proceso, amor a tus altibajos, comprensión en el camino, tolerancia con quienes aún no logran ver lo que tú ves...

Y eso que buscas está más cerca de lo que crees, lo que satisface el alma no es recibir amor, aunque es maravilloso, cuando recibes te ciegas y siempre quieres más o quieres que ese amor sea de una forma específica, lo que gratifica es dar, y no hay que tener mucho para dar, empieza de a poco, ayudando a alguien que lo necesite en la calle, escuchando a una persona lo que quiera contar, devolviéndole la sonrisa a un niño y verás que ese dar se va volviendo desinteresado, se va volviendo natural y con cada persona a la que puedas aportarle un granito de arena, verás que ilumina también tu camino, que se vuelve una experiencia y un aprendizaje mutuo, si alguien no te devuelve la sonrisa aprenderás sobre el ego que siempre espera algo a cambio, si alguien no te agradece que le ayudaste a algo aprenderás sobre la incondicionalidad, aprenderás sobre el desapego, a las personas, a los resultados de nuestras acciones, aprenderás que existe eso que llaman karma, la energía más allá de la materia, etc, que lo que le hacemos a los demás nos lo hacemos a nosotros mismos, que los que los demás te hacen tarde o temprano lo verán reflejado en su vida y recordarán ese momento y sabrán que es una consecuencia de su anterior accionar.

La vida es un constante aprendizaje y si logras aprender lo que cada persona te viene a enseñar comprenderás que no hay ninguna persona que pase por tu vida que pase en vano y que si no quieres que ciertos tipos de personas sigan apareciendo en tu vida, aprende a identificarlos primero e intenta comprender lo que tienes que aprender de ellos, cada vez la lección sera menor hasta que no será necesario que esas personas formen ya parte de tu vida o será rápido y fácil su pasar por ella, porque tu mentalidad será otra, porque estarás como un discípulo aprendiendo de cada persona, proceso o vivencia que aparezca en tu vida, podrás agradecer todo porque podrás ver las bendiciones que cada cosa trae a tu vida.


Cambiar el enfoque no es ver lo que los otros no fueron capaces de entregar sino empezar a dar lo que te gustaría recibir sin importar si esa cosecha demora o no, sabiendo que esta no está condicionada a las leyes del tiempo y de lo material, que va más allá de lo tangible, es una virtud innata del alma el dar a los demás.


2 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Me fui al chancho jajaja, se me pasa la mano y escribo mucho, besitos mi Natty! <3

      Eliminar