miércoles, marzo 30, 2016

Paso a paso...

La vida es paso a paso, camina con calma, suelta la necesidad de que todo se haga como esperas, no esperes nada, solo fluye, solo vive cada instante, ¿has visto un árbol?, nunca espera que venga alguien y lo lleve a otro lugar, solo fluye con la vida, sabe que nada le hará falta, ¿y los pajaritos?, no se preocupan si tendrán para comer o si tendrán como cobijar su nido, sólo confían.

Hay algo más allá que nos protege, que nos guía, y que no permite que nada sea sino en su justo momento, confía en Dios, en la vida y el universo, se parte de cada aprendizaje que viene en el camino pero no olvides que lo importante no es la meta, sino el camino.

Haz las cosas que te llenan y si las estás haciendo mejor aún, más feliz, tienes una posibilidad que no todos han conseguido, dar pasos hacia lo que amas, quizás piensas que vas lento, quieres todo ahora ya, pero ¿sabes qué pasaría si consigues lo que quieres en este instante?, que habría otra cosa que querrías y de la cual te preocuparías de no conseguir en este momento y así sucesivamente.

El camino es lo que importa no te olvides de eso, lo que importa son los pasos que das, la gente que vas conociendo, las personas que se cruzan en tu camino, el aprendizaje diario, el compartir con las personas que amas, con tu familia, el tener un lugar donde cobijarte, comida, personas que te quieren y con las que puedes contar, Dios siempre está contigo, aprende a verlo en cada lugar, en cada situación, en cada cosa y nunca más volverás a dudar, porque tendrás la certeza de que todo se da a su debido momento y que siempre cuentas con su guía y apoyo para todo, disfruta el camino y se uno con el



2 comentarios:

  1. Una reflexión muy profunda y seria. Me gustó la forma en que lo expresas.

    Abrazos

    ResponderEliminar